“La cultura como herramienta de transformación social”

Reproducción de la exposición en la charla “El rol de la literatura en la coyuntura política actual”, que dio inicio al ciclo “La cultura como herramienta de transformación social”. Se aproxima la segunda edición:

C40jbpeWYAEM2wC.jpg

– ¿ Existe un rol social de la literatura y de los escritores?

Dice Hernández Arregui, uno de los más destacados pensadores del peronismo, que los escritores no hacen más que interpretar los estados latentes de las masas, y se refiere a John W. Cooke y a Raúl Scalabrini Ortiz como ejemplos. Entiendo que éste es uno de los roles sociales principales de los escritores, el de expresar su época a través de la literatura, y en el mejor de los casos, esto ocurre en sintonía con los deseos y conquistas del pueblo. El arte es una expresión del espíritu que constantemente se alimenta de hechos sociales, y por supuesto, está íntimamente ligado con la política. No será lo mismo escribir en un país donde los derechos fundamentales estén garantizados, que en otro donde las libertades de expresión sean coartadas o existan presos políticos; o donde reine el neoliberalismo, y sólo puedan escribir los que llegaron a educarse y que por no necesitar trabajar, cuenten con tiempo para eso. Los peronistas sabemos en carne propia el costo de la expresión de nuestras ideas: hemos sido perseguidos en el 55, en cada dictadura, como empieza a verse hoy, apenas a un año de la llegada de este gobierno. Estas persecuciones no silenciaron a Rodolfo Walsh, a Paco Urondo, a Roberto Santoro, a Carlino, como no silencian hoy a los muchos y muchas poetas peronistas dispuestos a contar la historia cumpliendo con su rol de militantes y aristas del campo nacional y popular. Una obra comprometida no necesariamente debe ser bajada de línea. Bien lo demostró con su magistral producción Leonardo Favio. No hay una sola forma de militar, se puede ser más o menos panfletario en los textos, se puede ir a los barrios más vulnerables a dar talleres de literatura, se puede hacer homenajes a figuras que la cultura “autorizada” se empeña en sepultar, pero se debe no resignar el deseo de transformación social que sentimos todos los peronistas.

img_7664 ¿La literatura puede ser en estos momentos un espacio de participación política?

Sí, más que la literatura, creo que los escritores podemos participar políticamente. Cuando se habla de literatura parece que nos refiriéramos a algo estático, pétreo, elevado de lo mundano: no es así, la literatura se construye con los que la hacemos, e incluso una obra de la llamada literatura universal, se reescribe con sus lecturas: pareciera que nada está dicho para siempre. En cuanto a los escritores, es imprescindible armar redes, no sólo para crear obras colectivas, como antologías, revistas, manifiestos, sino también para armar colectivos de artistas, que vayan más allá del campo literario e integren a otras disciplinas como la música, las artes visuales y plásticas, la fotografía, etc., y a personas que quieran ayudar y tengan interés en el arte en general. No entiendo el arte como un espacio estanco, segmentado, divorciado del pueblo y lo que éste goza o padece. Este es el espíritu y la impronta del colectivo que fundé en 2014, y como el peronismo, desde el arte de la palabra, abordamos la realidad para cambiarla. En Poetas Peronistas militamos siendo parte del pueblo, no sólo intelectualizamos la realidad. Entendemos que nuestra participación debe ser activa en la búsqueda de la justicia social, con presencia concreta en el territorio y junto a nuestros compañeros. El artista que quiera participar de estos espacios, debe entender que si bien hay una individualidad, avanzamos colectivamente. Uno de los proyectos en este sentido que tenemos para el año que empieza es dar talleres literarios en villas y barrios. Creemos en la necesidad de potenciar las voces de las bases sociales, aportando un recurso expresivo concreto e inapelable como lo son la poesía y la narrativa. Otro objetivo para el año entrante es la publicación de serie de poemas de escritores de toda latinoamérica sobre la resistencia, en respuesta directa a la coyuntura apremiante que atraviesa la Patria Grande con el recrudecimiento de esta nueva forma de neoliberalismo feroz y acelerado. Sería la segunda antología que publica el colectivo, después de que este año, tras la derrota electoral, publicaramos Poemas de la Resistencia, una antología federal de 40 autores prologada por Hebe de Bonafini. Es parte de nuestra identidad grupal las acciones de reconocimiento, memoria y homenaje hacia distintos militantes, escritores y productores culturales que nos precedieron y hoy nos inspiran, y también nuestra preocupación por temas como la diversidad sexual, las problemáticas de género y el fin de la violencia contra la mujer; de hecho, varias compañeras somos feministas y adherimos a las consignas de Ni una menos, pensando que es una lucha fundamental y transversal que todo peronista tiene que dar, sea del género que sea.

– ¿Cómo es hoy la relación entre la literatura e identidad nacional?

Sin un relevamiento puntual y estricto, pero en base a nuestra preocupada observación, hemos notado como la tendencia histórica de registro y producciones literarias de contenido liberal- capitalista es altamente superior en su exposición al de otros contenidos más justos y escritos desde la percepción del pueblo y los trabajadores.  “La derecha” no desaprovecha oportunidad alguna en dejar de contar “su versión” de la historia.  Hoy está obsesionada con sacar ventaja del dominio de los medios audiovisuales de carácter más efímero y efectista, pero sin por eso dejar de publicar y editar impresiones que desacrediten lo peronista, lo popular, lo que proponga un cambio en las políticas distributivas. Por eso en los periodos de gobierno del peronismo entendemos que deberá reforzarse la política de publicación desde el Estado, fomentando a las editoriales independientes, con una imprenta estatal, como se hace en Cuba y Venezuela, garantizando y democratizando el acceso a estas publicaciones. No es suficiente con concursos, becas, subsidios y programas de mecenazgo; lo que hace falta es una política de Estado comprometida y honesta con la cultura de su pueblo, con el ser nacional.

*Texto: Natasha Deligiannis, escritora.


El martes 13 de diciembre se lanzó el ciclo “La cultura como herramienta de transformación social”, de la Secretaría de Cultura del PJ, en la sede nacional del Partido Justicialista (Matheu 130, CABA). La apertura comenzó con las palabras de Víctor Santa María, Secretario de Cultura del PJ, y del diputado nacional Carlos Kunkel. Los escritores Juan Diego Incardona y Natasha Deligiannis participaron de la charla-debate “El rol de la literatura en la coyuntura política actual”, coordinados por la poeta Patricia González López.

Nos sumamos a #LeamosAutoras

¿Qué significa el hashtag #LeamosAutoras?

Info acá: https://unpastiche.org/2016/10/11/lanzamos-la-campana-leamosautoras-en-latinoamerica/

¿Por qué nos sumamos a esta campaña?

No es una novedad la limitación machista a muchas mujeres/transgénero/travestis en el ámbito editorial y de la literatura en general (Infografías: https://unpastiche.org/2016/12/19/monitoreo-de-medios-leamosautoras-por-mas-mujeres-en-la-literatura-latinoamericana). Por esa razón, queremos visibilizar la obra de escritoras a través de esta movida digital, y dar cuenta una vez más de la discriminación por razones de género. En concordancia con las actividades que venimos llevando a cabo, como el Primer Encuentro de Literatura y Género (2016), tomamos esta decisión. Empezamos recomendando a poetas latinoamericanas clásicas, que no pueden faltarte en la biblioteca -virtual o real-.

alfonsina-storni-01-750x524.jpgLa loba

Alfonsina Storni (Argentina)

Yo soy como la loba.
Quebré con el rebaño
Y me fui a la montaña
Fatigada del llano.

Yo tengo un hijo fruto del amor, de amor sin ley,
Que no pude ser como las otras, casta de buey
Con yugo al cuello; ¡libre se eleve mi cabeza!
Yo quiero con mis manos apartar la maleza.

Mirad cómo se ríen y cómo me señalan
Porque lo digo así: (Las ovejitas balan
Porque ven que una loba ha entrado en el corral
Y saben que las lobas vienen del matorral).

¡Pobrecitas y mansas ovejas del rebaño!
No temáis a la loba, ella no os hará daño.
Pero tampoco riáis, que sus dientes son finos
¡Y en el bosque aprendieron sus manejos felinos!

No os robará la loba al pastor, no os inquietéis;
Yo sé que alguien lo dijo y vosotras lo creéis
Pero sin fundamento, que no sabe robar
Esa loba; ¡sus dientes son armas de matar!

Ha entrado en el corral porque sí, porque gusta
De ver cómo al llegar el rebaño se asusta,
Y cómo disimula con risas su temor
Bosquejando en el gesto un extraño escozor…

Id si acaso podéis frente a frente a la loba
Y robadle el cachorro; no vayáis en la boba
Conjunción de un rebaño ni llevéis un pastor…
¡Id solas! ¡Fuerza a fuerza oponed el valor!

Ovejitas, mostradme los dientes. ¡Qué pequeños!
No podréis, pobrecitas, caminar sin los dueños
Por la montaña abrupta, que si el tigre os acecha
No sabréis defenderos, moriréis en la brecha.

Yo soy como la loba. Ando sola y me río
Del rebaño. El sustento me lo gano y es mío
Donde quiera que sea, que yo tengo una mano
Que sabe trabajar y un cerebro que es sano.

La que pueda seguirme que se venga conmigo.
Pero yo estoy de pie, de frente al enemigo,
La vida, y no temo su arrebato fatal
Porque tengo en la mano siempre pronto un puñal.

El hijo y después yo y después… ¡lo que sea!
Aquello que me llame más pronto a la pelea.
A veces la ilusión de un capullo de amor
Que yo sé malograr antes que se haga flor.

Yo soy como la loba,
Quebré con el rebaño
Y me fui a la montaña
Fatigada del llano.


Besos

Gabriela Mistral (Chile)

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero…? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenáronse de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos… vibró un beso,
y qué viste después…? Sangre en mis labios.

Yo te enseñé a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.


El otro

Rosario Castellanos (México)

¿Por qué decir nombres de dioses, astros
espumas de un océano invisible,
polen de los jardines más remotos?
Si nos duele la vida, si cada día llega
desgarrando la entraña, si cada noche cae
convulsa, asesinada.
Si nos duele el dolor en alguien, en un hombre
al que no conocemos, pero está
presente a todas horas y es la víctima
y el enemigo y el amor y todo
lo que nos falta para ser enteros.
Nunca digas que es tuya la tiniebla,
no te bebas de un sorbo la alegría.
Mira a tu alrededor: hay otro, siempre hay otro.
Lo que él respira es lo que a ti te asfixia,
lo que come es tu hambre.
Muere con la mitad más pura de tu muerte.


Árbol de magnolias…

Marosa Di Giorgio (Uruguay)

Árbol de magnolias,
te conocí el día primero de mi infancia,
a lo lejos te confundes con la abuela, de cerca, eres el aparador
de donde ella sacaba el almíbar y las tazas.
De ti bajaron los ladrones;
Melchor, Gaspar y Baltasar;
de ti bajaban los pastores y los gatos;
los pastores, enamorados como gatos,
los gatos, serios como hombres, con sus bigotes y sus ojos de enamorados
Esclava negra sosteniendo criaturitas, inmóviles, nacaradas.
Virgen María de velo negro,
de velo blanco, allá en el patio.
Eres la abuela, eres mamá, eres Marosa, todo eres, con tu
eterna
juventud, tu vejez eterna,
niña de Comunión, niña de novia,
niña de muerte.
De ti sacaban las estrellas como tazas,
las tazas como estrellas.
Estuvo oculto en tus ramos el Libro del Destino.
Te has quedado lejos, te has ido lejos.
Pero, voy retrocediendo hacia ti,
voy avanzando hacia ti.
Te veré en el cielo.
No puede ser la eternidad sin ti.

¡No al vaciamiento en Educación!

Están vaciando la infancia.

Les tiran balas a los niños que bailan. Les quitan su derecho a educarse. Quieren meterlos en la cárcel. Todo eso pasa aquí, en Argentina. Ahora: durante el gobierno de Macri. No nos lo contaron. El otro día, Garavano, el Ministro de Justicia, dijo en un canal de televisión, que les venía al pelo instalar la discusión sobre la baja de imputabilidad en los medios masivos porque se genera un “River-Boca”. Así lo dijo el ministro. No, no nos lo contaron. Les están dando a nuestros niños por todos lados. Y si algo aprendimos de la literatura es que si en un relato no hay niños, no hay la posibilidad de futuro.

Por eso nos pareció importante estar presentes en la radio abierta que llevan los compañeros de la Junta interna de ATE del Ministerio de Educación y Deporte.

Por eso, estuvimos en plena Av. Santa Fe, con música y poesía. Para que dejen de vaciar el Estado y para exigir por el futuro de nuestros niños.

Muchísimas gracias por la invitación y a seguir la lucha.

15826744_450561111734894_9005200803982725278_n15965876_450561141734891_636820042120179617_n15966211_450561208401551_8135574571073860060_n15966327_450561178401554_7451556225066717084_n