Se fue Ioshua, el poeta de las fronteras

La muerte duele. Nos duele. Pero sobre todo duele más cuando no se espera, y cuando el que muere lo sabemos solo, desprotegido, en cierto modo, más vulnerable. Los amigos, la gente querida, los compañeros, son como una familia que elegimos sin estar obligados desde el principio. No creo en el amor natural de padres a hijos, ni en sus otras analogías sanguíneas, porque me choco con la realidad todos los días y no la niego. Es así. Hay familias de mierda, y hay personas que además, no por maldad, hacen lo que pueden. Hoy se fue Ioshua, sin familiares, sin dinero, solo, pero con mucha gente que lo quiere y que hoy sufre porque ya no vamos a poder escuchar más sus poemas, no va a haber más letras nuevas de él. Hoy tenemos uno menos y nos duele. Los que lo hayan conocido y lo quieran, difundan su obra. Quiéranlo en esta distancia que nos pone la vida. Quiéranlo.

Natasha Deligiannis, responsable de Poetas Peronistas.

Haikus de Ioshua (2012)

1
Amor mío, ya no,
Tu deseo es puro
Es pura carne.

2

Amor mío, cruel,
Tu cuerpo perdido
Tu leche es mía.

229319_122253147856601_4860863_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s