Borrosa (sin clientes no hay trata), por Nora Coria

BORROSA
Por Nora Coria (*)
(Sin clientes no hay trata)

Enormes. Como globos. En blanco y negro. En primer plano. Y echada para atrás, su cara. Borrosa. Escondida atrás de los números. Así la encontré. Ofreciendo los servicios en un par de volantes mal hechos, pegados a un tacho de basura. Y el pelo largo. Nunca lo había tenido tan largo.
Un buen rato me quedé parado al lado del tacho tratando de disimular. De a ratos me sentaba en el banco de piedra que está ahí nomás. Tenía que disimular. La edad no me ayuda. Tenía que arrancarlos y que ningún otro se los llevara.
Hice bien en buscar un tacho para tirar la botella. Y en esa cuadra era el único. Casi en la puerta de la Casa de Cultura. No sé cuándo empecé a cuidar el medio ambiente… Será que me enseñaron de chico. Algunos dicen que las casualidades no existen. Pero yo nunca ando por ahí. Hice bien en buscar el tacho. Porque ahí la encontré. Ahí estaba su foto. Borrosa. Pegada a la mugre. Lástima cómo estaba… Se nota que se puso para la foto porque mira como si estuviera contenta. Pero no se ríe como yo me acuerdo. Cuando se reía conmigo mostraba todos los dientes.
Eran dos los volantes y estaban mal pegados. Se podrían haber caído antes de que yo pasara y la viera. Porque los pegan así a propósito. Para que los hombres los arranquen rapidito, sin que se note lo que están haciendo. Y para que se los guarden bien guardados hasta que tengan ganas. O se aprenden el teléfono y se deshacen de la prueba del delito, del papelito roñoso con la foto mal sacada, con la propaganda de mierda. Borrosa.
Me quedé un rato largo dando vueltas cerca del tacho como un perro. Quería arrancar los dos volantes. Eran nuestros. ¡Que ningún otro se llevara su cara ni se aprendiera el número! A esa hora anda mucha gente por ahí. Tenía miedo de que me vieran. La edad no me ayuda. Y a esa hora anda mucha gente por ahí… Gente bien vestida sale de las oficinas y de los bancos, los manteros de Florida empiezan a levantar sus cosas, y los turistas andan buscando los cafés de Avenida de Mayo. Pero ahí me quedé… Que nadie me vea y que nadie la vea. Que nadie me vea hasta que pueda salvarla.
Tuve que esperar. Pasó el barrendero bien pegadito al cordón, llevando la mugre de la calle para la esquina. Ahora sí, me dije. Pero enseguida: ¿No sabés si el 56 pasa por esta cuadra? Y ahí fue cuando me distraje… Y cuando volví la vista, una de las propagandas ya no estaba, o mejor dicho un pedazo ya no estaba.
Y ahí quedó la mitad de su cara. Borrosa. La nariz, los pómulos. Y sus ojos. Yo la recordaba o la soñaba con otra mirada. Y ahora descubría que ella podía mirar diferente. Me dio mucha rabia. Y despegué como una bestia lo que quedaba de la foto. Después saqué la otra con cuidado.
Y ya no me preocupé por el basurero que volvía, ni me fijé en el chofer que esperaba al patrón al lado del auto negro. No sé si ellos me habrán visto, no sé si alguien me habrá visto… Después de todo… ¿a quién le importa un pibe que corre a salvar a su madre?

(*) Nora Coria

Escritora argentina; nació en Buenos Aires el 27 de diciembre de 1958. Vive en Ramos Mejía, partido de La Matanza, desde hace 40 años. Es profesora en Castellano y Literatura, profesión desarrollada por más de 25 años. Dirige el “Taller literario Identidad – Literatura en acción”, proyecto inclusivo e itinerante para la promoción de la lectura y el desarrollo de la expresión literaria que ha obtenido el Premio “Acción social, voluntariado y bien común” otorgado por la UPF (Unión de países por la paz), organismo con consultoría en la O.N.U. en el área Arte y Cultura.

Ha publicado los libros Versos Vitales (2012) e Identidad (2013). Cuentos y poemas de su autoría integran más de diez antologías de autores/as premiados, entre ellos desde el Consejo General de Cultura y Educación de la provincia de Bs. As., las Secretarías de Cultura de los Municipios de Berazategui, de Chacabuco y de Tres de Febrero, el Museo Biblioteca del Tango de Ituzaingó, la revista Guka auspiciada por la Biblioteca Nacional Argentina, el Sitio cultural Gardel Bs As., la ONG noalamina.org (Esquel, Argentina), la Asociación Tango al Mundo.

Textos suyos son publicados en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, España, México, República Dominicana, Sur de la Florida (E.E.U.U.), y Uruguay.

La autora participa en la Feria internacional del Libro de Buenos Aires invitada por el Instituto cultural de la provincia; ha participado en la Feria del Libro de Mar del Plata, en Ferias del Libro municipales, Encuentros de escritores/as y Ferias de Arte.

Es convocada como jurado en certámenes literarios nacionales e internacionales, entre ellos el Concurso internacional Revista Guka, auspiciada por la Biblioteca Nacional Argentina, revista donde colabora como redactora. 

Blog www.noracoria.blogspot.com.  Contacto noracoriabreg@hotmail.com

11377230_932680553421186_2285351476609066049_n 10612781_945263005496274_3402349778061665700_n (1) 11392971_932679950087913_4195923294586602131_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s