Poemas de Tilo Wenner, militante de la palabra

Tilo Wenner nació en general galarza | provincia de entre ríos en 1931 | era narrador | poeta | traductor | periodista | tipógrafo | agricultor y dibujante | fue junto con luis massa | hugo loyácomo | simón kargiemann | juan carlos urruspuru fundador y animador de la revista y ediciones serpentina (1957) y de la escuela del espíritu experimental de buenos aires (ka-ba, 1959) |

vivió en escobar (pcia de buenos aires) | fue director de “el actual” en esa localidad | en 1976 fue secuestrado por la policía de escobar y está desaparecido |

publicó los siguientes libros de poemas: la pasión rota (1957) | cantos a mi amiga loca (1957) | kenia (1958) | magnético (1959) | faz de cordi (1959) | el pie del vacío (1960) | pájaro inteligible (1960) | uhr (1960 | transmutación (1961) | el libro de vidrio (1963) | la libertad la amistad el amor (1964) | algunas máquinas imperfectas (1969) | límite real (1972) |

Para leer más textos y conocer más sobre el poeta, recomendamos visitar http://www.tilowenner.8k.com/.

Tilo Wenner-2
selección de textos

Un día nos reuniremos

Un día nos reuniremos gran suma de minúsculas despiertas y conmovidas

Entonces derribaremos las puertas del tiempo injusto

Y no habrá nadie entre nosotros que llore por la causa de los ídolos mimosos

Nadie entre nosotros que nos delate con su canto de sirena a los señores de la infecundidad

porque habremos cerrado tanto nuestras filas que toda la ternura será nuestra

Entonces no habrá nadie entre nosotros con empacho divino

Los curanderos se comerán sus yerbas y se ahorcarán con sus cintas de medir

Nadie rebelará nuestro poder porque seremos todo el poder

No volveremos nuestros rostros cuando los niños nos sonrían

iremos de nuevo a la escuela con ellos

Entonces no habrá entre nosotros ningún indeciso

Los reclutadores se quedarán sin sueños en el infierno

Que les dejaremos por herencia

No nos sentaremos a medianoche en la cama a preguntarnos

¿sueño o estoy despierto?

Los mesías del valle no podrán ir a las montañas

porque ellas también serán libres

No dejaremos crecer las alas de ningún pichón de águila

Destetaremos los terneros mañosos

Un día nos reuniremos y romperemos todos los contratos de la providencia

siempre oportuna en desviar el agua y el aire de nosotros

No habrá invitados especiales entre nosotros

Decidiremos el mundo entre todos

***

Viviremos nuestros sueños

Los nuevos vendrán subrepticiamente.

Vendrán de la oscuridad de los tiempos.

Traerán un nuevo sentido de la vida.

Destruirán todas las acechanzas contra la vida.

Las madres y los niños se mirarán sonriendo.

Serán hombres aguerridos y cálidos.

Los ancianos en las puertas de sus casas y en las plazas interrumpirán por un momento sus conversaciones para hacer un signo de asentimiento.

Serán hombres de la tierra.

Vendrán de los cuatro puntos cardinales.

Banderas de todas las naciones flamearán unidas.

Las lenguas se fundirán en una sola voz clara.

Destruirán las máquinas infernales.

Los niños ya no morirán sin comprender.

Con los nuevos vendrán días claros y sin violencia.

La tierra que guarda a los que han muerto en lucha contra los malvados producirá brotes potentes.

Para siempre será mellada la espada de la injusticia.

Hermoso proyectos varias veces milenarios se sustentarán orgullosos sobre sus bases.

Se abrirán grandes espacios llenos de oxígeno.

Se inventarán nuevas reglas de juego.

La esperanza llegará a su plenitud y dará frutos sabrosos.

El esqueleto del pasado será sepultado en una sencilla ceremonia a la que asistirá todo el mundo.

Viviremos nuestros sueños.

(De su libro “Límite real”, Ed. KA BA, 1972.)

Ejercicio para marcar un nuevo tiempo

Estamos en el fondo en la base del pozo
sentados
El hallazgo en el rojo de los labios
En el verde de los ombligos
Descendidos y sentados en la base del pozo
El vértigo como una echarpe de angora recogida
y plegada en torno de los hombros
sin contrario sin mejor

En cruz de fuego las falanges

La clave de todas las cosas en el punto negro que derrama
el agua de las axilas

Las axilas, la torpeza maravillosa que concentra
y alarga los deseos

Es el pozo de los esqueletos de la arcilla con fiebre.
La máscara azul de la sangre monta su castillo
contra la vastitud del paisaje.

La ausencia en el interior de nuestras cadenas
raras y curvas
Ausentes y sentados descontamos la ausencia de la
ausente caliente y amorosa por la noche curva
y ausente

Es dura la tarea de tender un puente entre la ausencia
y nuestras caderas raras y curvas
“Sirven todas las curvas que conducen
a los cielos más raros”

Los destrozos han llegado hasta los nudos más nítidos
Eso ha sido siempre un furioso contra-golpe al vientre
En el fondo en la base del pozo retorcidos y
verdes
desvanecidos junto al pie de los movimientos frágiles

La llave ha recuperado todo su poder
discriminatorio
Discriminados y declinados en los tiempos desconocidos
Convertidos en el contenido más preciso de estas manos
Afirmados fuertemente a la base del pozo
Agilmente saltamos en la boca de la máscara azul

Marcamos un nuevo tiempo
Es un nuevo tiempo levemente inclinado al interior
de los actos.

Amplio horizonte abrázame

Es tan difícil no recordar a los amigos idos
El placer de una conversación
Esta brisa que me corroe la sangre y hace aflorar
la imagen más detallada de la mujer que amo
Me sobresalta lo que cae y camina en la noche de la memoria
Vengan y siéntense sobre mi corazón humillados,
los muertos con la palabra inconclusa de un proyecto
claro como el resplandor del sol,
la espuma del mar cuando la luna cruza las profundidades
del deseo
Latir, caminar, ascender, aprisionar los momentos
cargados de sustancias imponderables
Caer como en un sueño, como en un delirio
Flotar en un mar con peces helados que lloran el verano
extraviado entre las páginas preferidas del libro preferido
de la viuda.
Quiero decir que hay mucho de injusto para los que han
amado tanto, que tanto se han estudiado, que tanto
se han comunicado
Los compañeros, veo sus rostros cuando la metralla
destruyó la mecánica maravillosa de sus razonamientos
Les digo: compañeros los amo
Vivo porque ustedes han muerto ricos
Las voces de ustedes suben hasta mí como una invitación
para una gran marcha hacia un porvenir que encierra
todo el presente
Esta brisa suave, casi asesina, que fluye
entre la luna y mi cuerpo
Toda resistencia nos contamina
Toda contaminación trae impurezas, insatisfacciones
ocultas bajo el manto de una pureza insatisfecha
Somos de una madera muy extraña
Nuestro olor es indefinido
Nunca contiene toda la atención del universo
Que es una ardilla maniosa
Nada debe distraernos de un beso, un abrazo
Cuando más nos amamos más hermosos nos volvemos
Todo parece existir de una vez y para siempre
Esta brisa
No puedo decir que es esta brisa
Este silencio que en mi mente es como es amor
de nuestros cuerpos
Siempre está el cuerpo
A veces nos distrae es cierto
Sin él estaríamos distraídos para siempre
Sólo se puede tocar el cuerpo
Tocar también es hacer música
Hay luces que uno no puede arrancar de los puentes de la memoria
Tu pequeña mano morena en mi mano blanca
A veces me dan ganas de llorar como un niño hasta
entrar en un sueño lleno de bellísimos pezones.

El concurso de vidrieras

El concurso de vidrieras alusivas de la Fiesta Nacional de la Flor causó entusiasmo al principio y estupor después. El entusiamo corrió por cuenta de los participantes, el estupor lo aportó el jurado.
Había una vidriera en Escobar que despertó la admiración de cuanto espectador tuvo y que por su motivo alegórico representaba el trabajo, la poesía, la literatura, la pintura, las artes en general, bajo la influencia de la flor. Si el trabajo técnico era eficiente y cuidadoso, el artístico era magnífico.
Era esta vidriera, más que una posibilidad, un orgullo para Escobar.
También había otras vidrieras bien hechas y con buen gusto y contenido representativo.
Pero he ahí que el jurado olvidó todo esto y creyó que el concurso se trataba de poner flores por todas partes y la vidriera que tenía más flores, plantas y césped ganaba el premio. La cantidad era más importante. Lo representativo, lo espiritual, lo artístico y toda la fuerza expresiva de su profundo significado no tuvieron importancia. Se consumó así en Escobar otro asesinato más al arte, y van…
Escobar parece no estar preparado para estas cosas, y no lo estará mientras no se hagan actuar a jurados representativos y especializados, y con una reglamentación específica, porque es ahí justamente donde creo que está la falla.

Zapatero a tus zapatos dice un viejo refrán, habrá que aprenderlo si pensamos en 1965.

A la crítica cretinisante
Carta definición a Elizabeth Azcona Cranwell
EL CRETINO: “No soy Dios para condenar”
EL POETA: “Pero tampoco eres Dios para salvar”.

Cuando un crítico se acerca a la obra de un poeta no tiene derecho a una fácil ingenuidad, la ingenuidad en un crítico es ignorancia.
No se busque concesiones en mi poesía.
Mi poesía es un difícil aprendizaje para encontrar habitable y hasta bello el caos. La claridad es una acotación marginal al mundo de la poesía. La condición de “ser ahí” a cuenta del alemán; el “sentimiento del absurdo” tengo conciencia que en última instancia es una actitud pueril; la “dura realidad” vaya para los líricos.
El vacío como movimiento de la vida no es angustiante. La poesía (del “vacío”) en su movimiento, digo, es un movimiento que acaba con su iniciación, arrasa su propio fin, su propio principio; su fin no es algún fin, es un fin sin paréntesis, un absoluto y sin continuidad fuera de su absoluta redención del movimiento ejecutado por el cuerpo en movimiento… un cuerpo incandescente con su alma dentro, violentado por su pasión de querer el movimiento de sí mismo. Es la vivalencia (no ambivalencia) de la pesadilla-vacío. ¿Por qué el vacío siempre asociado a la angustia absurda? El vacío es punto de tensión entre la vida, la muerte y el mundo; el descenso de la presión atmosférica engendra los vientos, las hermosas y destructoras tormentas deprimen la mediocre claridad; la falsa poesía se denuncia sola, viene tejida de pueriles equivalencias. A nivel de la conciencia poética, “adivinar” es constatar. Niego la trascendencia, la fragilidad de la vida es absoluta, constato su presencia de fuego y compruebo maravillado que la oscuridad no es un defecto, sino realidad profunda, a veces lenta en su total revelación aterradora, bella y oscura. Lo claro no exige revelación, toda revelación no es clara; de ser así, para qué la revelación.
La necesidad es esencial a la poesía, y ésta un gesto de libertad total, es trágica y no dramática; me repugna el drama cristiano con su fácil solución.
Usted no entiende nada de los mitos, donde hay una solución busca una clave; “fijar” es la metamorfosis del verbo estático en acción, “soga, danza, escalera, árbol”, ver tratado de mitología. No se da usted cuenta de que no me conmueve el ilusionismo del bello solitario, sino la verificación de la vida y su eclosión; la trascendencia o la inmanencia son conceptos gastados.
El absurdo es un ser humano sin piel. “Vivimos el vacío refrescante de la vida”, es la vida desprovista de razones suplementarias; se convive con los terrores y se los encuentra bellos; desde la base giratoria del pozo.
Siempre la verdadera poesía se encuentra en las palabras inadecuadas. Mi confianza en el futuro es nula, me interesa la vida, toda mi poesía está bajo sus ojos como un movimiento de amor. La poesía es magia, deshacerse de la magia es practicarla: vivir su conocimiento, la reiteración en esta poesía es importantísima, siga su movimiento. El esfuerzo del poeta es la lucidez total o todo es una infamia. No hay derecho al equívoco, el mal ya no se puede hacer (ni por ignorancia), dijo Lautreamont. Su referencia a la poesía automática es malsana, oculta una intención gratuita. ¡Cuidado! Usted para salvar su falta de imaginación usa la expresión “obra inteligentemente controlada”. ¡Si soy un guijarro abandonado en la selva amazónica! Usted no escucha al poeta y es un mal al que nadie ya tiene derecho. Las tapias oyen, usted es sorda, lo lamento por usted.
Le ruego no superficializar con una ingenuidad que peca de idiota el texto de un poeta que está muy lejos de ignorar con qué materias experimenta.
Mi responsabilidad me obliga a no admitir se diga cualquier cosa a propósito de la poesía. Para mí, la poesía es lo importante, se está con ella o se está en contra de ella. No le doy el derecho al equívoco.
Atentamente,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s