Tercera entrega de Poemas de la Resistencia

Pala – Nieves Martinez

instrumento que abre la tierra para que crezca lo vivo,
se reparten palas como insultos
se denigra el contacto natural con la pacha mama
el sudor que desintoxica el veneno interior,
denostan su existencia entre gritos,
dicen que la pala es para los negros de mierda,
la faena cotidiana en el campo, en la ciencia, la educación,
la salud, el arte, la dignidad y honestidad en la palabra
son para trabajadores.
Ay palita cuanta falta nos harás ahora
que el oropel y la vanidad no darán más que cosas muertas.

Ella – Nieves Martinez

Latiendo en el sitio exacto
la palabra justa
la mirada clara
dignidad que es nobleza en si misma
el corazón del pueblo te llora

El sueño que transitamos – Luciana Cano (SANTIAGO DEL ESTERO).

Respiramos un sueño grande y por el andamos.

Andamos desterrando malas palabras,alumbrando la esperanza,
sacudiéndonos el olvido.

Caminamos, a veces flojos,medio arrastrando el paso.
A veces sordos,pensando que dejamos huellas firmes.

Oigan, paren, pisen mas fuerte que el río es bravo… nos susurraba la dama.
Pero seguimos caminando.

Hoy el río, turbio río, nos arrebata los pasos.

Viene cargado.

Dolor de tripas – Luciana Cano (SANTIAGO DEL ESTERO).

Con toda esta pesadez encima,
no queda mas que andar.

Con este nudo en las tripas,
espero que no nos pillen tibios.

Con esta necesidad de infancia protegida
espero no me enrieden más los miedos.

En este mundo que gira para volver al mismo lugar,
espero que sepas quien sos.

En esta historia que  repite sin recordar,
espero que estés firme,
que no se caigan los abrazos,
y no le cambie  la mirada a mi viejo
ni la sonrisa a mi madre.

Que no se roben la creatividad ni el sueño de mis hermanos.

Sólo espero, pase lo que pase, salir a la calle con vos.

RESISTIR – Pecas Soriano (CÓRDOBA).

Resistir es amarse humanamente

comprender que además del barro

somos un montoncito de espíritu que late.

Resistir es poner el alma en pie de guerra

olvidar la cáscara inservible

y dejar el corazón a la intemperie.

 

Resistir es derrumbar al poderoso

dejar su estupidez al aire libre

y que la vida le llueva en la cabeza.

 

Resistir es llorar humanamente

partir al enemigo en mil pedazos

al ver tanta ternura resistiendo.

Los boludos – Rubén Leva

Los boludos son seres alados

que no saben volar.

Si participan, por ejemplo,

en el debate por el sexo de los ángeles,

optan por poner las pelotas en remojo y callar.

Cuanto mucho ellos se suman

a la opinión mayoritaria en lo que sea.

Jamás un no, una contradicción, una pelea.

Amados por las maestras, los curas y las madres

avanzan mansos por la vida con la frente

despejada de ideas y problemas.

Ellos habitan con orgullo las encuestas

en el rubro no sabe/no contesta

aunque también se los ha visto,

haciendo gala de su estirpe de boludos,

en algún que otro programa de tevé

aplaudiendo con fervor a la Legrand

a la entrada o la  salida del canal

o votando a Macri en balotaje

alardeando de su anhelo de cambiar..

Sin embargo, los boludos son alados,

lo sostengo,

es sólo que no aprenden a volar

y por eso no hacen falta jaulas  ni escopetas

que los frenen

Andan sueltos por el mundo caminando

Y suele confundírselos  con las gallinas.

S/T – Florencia Angeli (BUENOS AIRES)

la carne lastimada
del hombre trabajador
el que protesta
sin nada en la manos
para comer para yacer
el hombre con su carne
herida su mano con piedras
inevitable
contra la asfixia
es dignidad.

Memoria viviente- Eduardo Alberto Planas

El asombro de ver a un viejo compañero marchando a Plaza de Mayo al lado de los jóvenes el 25 de mayo de 2013

Fuiste uno de los únicos privilegiados en aquella época de la década feliz, en que en la Argentina había una sola clase de hombre: los que trabajan.

Luego vinieron los bombardeos del odio, las pintadas de viva el cáncer, el fatídico septiembre negro, la proscripción, el decreto 4161 que prohibía nombrarlos, persecuciones, cárcel, fusilamientos, la Operación masacre porque se había terminado “la leche de la clemencia”.

De nuevo al país de vacas gordas y los peones flacos. La patria con olor a bosta de vaca de la vieja y criminal oligarquía.

La pérdida de las conquistas sociales y el retorno al coloniaje.

Vino la Resistencia. Hasta que el Pueblo dijo basta ya de tanto atropello y prohibiciones, en las jornadas de mayo del sesenta y nueve. Luche y Vuelve.

Te alegraste con el retorno de líder en aquel lluvioso 17 de noviembre de 1972. Habías luchado durante 18 largos años para que vuelva. Prometía un paraíso de igualdad. Llenaste la plaza el 25 de mayo con tus columnas y tus grandes cartelones.

La sangre derramada no será negociada.

Generación gloriosa y generosa, que no solo predicó sino practico la solidaridad y entrego lo mejor que tenia: su propia vida.

Viviste plenamente la efímera primavera del 73.

Pero él vino a morir, por amor, pero a morir morirse. Dejo en su lugar lo inexplicable. Las rocas estallaron en mil pedazos, Y el viento helado llego. La sombra se adueño del país. Vino lo impensable. Lo nunca visto. Hasta nos quedamos sin palabras e inventamos una: Desaparecido.

Otra vez la Resistencia, El genocidio, la lucha y una guerra perdida. La alegría del 10 de diciembre de 1983. La democracia renga. Y los muros caídos. Había llegado el fin de la historia.

Traición tras traición.

Hasta que vino aquel hombre de raro apellido del lejano sur a poner las cosas en su lugar.

Hoy marchas junto a los jóvenes, con tu ajada bandera, tu alegría y los dones del canto.

La alegría es popular.

“La multitud no odia, porque conquistar derechos brinda alegría. Odian las minorías porque perder privilegios acarrea rencor”, dijo el maestro Jauretche.

La alegría es de todos

La Patria es el otro, dicen por los parlantes.

No, la patria sos vos. Memoria viviente de un tiempo que pasó. Mítico y real momento, cuando los humildes de este suelo, los laburantes, los que construyen día a día la patria con sus manos, los desclazados y sobre todo los niños y ancianos fueron felices.

exclusivepreview

 

Anuncios

Un comentario sobre “Tercera entrega de Poemas de la Resistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s