#LECTURA: Abrazos en Los Chisperos

Nos abrazamos con poesía y música el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas.
Nos vemos en Los Chisperos.IMG_5237

Anuncios

Panfletos poéticos en la marcha

Hoy entregamos panfletos poéticos en la marcha a Plaza de Mayo.
Regalamos poemas de los poetas detenidos-desaparecidos Tilo Wenner, Alcira Fidalgo, Paco Urondo, Ana María Ponce, Roberto Santoro y Joaquín Areta. También poemas que nos llegaron por la convocatoria que hicimos en redes sociales.
Estos 40 años del golpe no son para “mirar adelante y seguir”, como dicen algunos opinadores seriales, sino que son para seguir luchando para que nunca más haya desaparecidos, ni robo de bebés, ni censura, ni tortura. No perdonamos ni nos reconciliamos.IMG_5395IMG_5477IMG_5409IMG_5364IMG_5370IMG_5324IMG_5352IMG_5350IMG_5344IMG_5341IMG_5566IMG_5530IMG_5321IMG_5319IMG_5587IMG_5364

 

 

Poemas por la Memoria: NUNCA MÁS

Hoy les presentamos más poemas por la memoria, parafraseando a Paco Urondo, para que nada siga como está.

No olvidamos ni perdonamos, queremos juicio y castigo a los represores y cómplices de la dictadura cívico-militar. Cárcel común, que no quede ni uno afuera, ni uno impune.

¡Compañeros detenidos-desaparecidos, presentes, ahora y siempre!

12672081_10208636384163995_4080659205870136789_o

FOTO: Poemas de la Resistencia en el Espacio Cultural Nuestros Hijos (ex ESMA), susurrados a los asistentes al abrazo a esa institución, y a las queridas Madres de Plaza de Mayo. Agradecemos a quienes los hicieron viajar hasta esos oídos y corazones.


El matarife, por Eduardo Pocztark.

Siempre la misma figura:

besar su pulgar
encomendarse a Dios.

Tres pasos más
y toma su instrumento.

Sobre el sucio salón
las víctimas aguardan
su turno.

Ya fueron marcadas
por otro fierro
aún más caliente.

No muestra sentimientos

las vacas son sólo vacas
y él hace su trabajo.

No hay perdón.


la aparecida, por Natasha Deligiannis.

no estoy acá, ni siquiera soy yo.
pero me atrevo a escribirles.
tampoco tengo piel,
y apenas quedan algunos huesos míos
intactos.
porque me rompieron,
y ya no puedo arreglarme.
hace años, decenas de ellos,
descanso bajo tierra.

sé que hoy soy más que
la presencia de lo vivo.
soy en los vivos.
soy en los cánticos populares,
soy en las lágrimas de los jóvenes
que piensan en todos ellos y en mí,
en la injusticia y el horror de ese pasado.
soy las banderas que flamean por la felicidad del pueblo.
soy tus ojos que me leen.


 

Enredadera, por Connie Sarigapanti.

Alambrados en mi piel,
enredaderas destructoras,
terciopelos,
se sumen dolorosas.

Desollarán mi carne,
pero no beberán mi sangre.

Los ideales intactos,
lirios,
florecerán en los corazones
de los hombres
que pregonen
los valores de
libertad, igualdad y justicia.


Sin lugar para el olvido, por Carolina Ruiz.

Camino por la Memoria
Y cuando camino,
veo esa plaza eterna de sueños y abrazos,
de cantos y poesía,de llantos y de risas.

Camino por la Justicia
Y cuando camino, me encuentro
En miradas de esperanza infinita
miradas siempre presentes, inmutables, y valientes.

Camino por la Verdad
Y cuando camino,
vislumbro la más profunda de las certezas,
que nunca más,
en ningún camino, habrá ya, lugar para el olvido.


El mango de la sartén, por Carlos Rico Lesta (A Coruña).

Hay quienes gobiernan como si
y hay quienes hacen como si
y quienes hablan como si
y quienes se creen ajenos al señalamiento y a las culpas
y quienes se hacen los que no saben
y quienes creen que tal vez mañana
y quienes no dudan de aquello que les dicen
como que el sol pueda detenerse
o que los caballos vuelen

Y mientras tanto los que tienen el poder
y no quieren perderlo
no vaya a ser que dejen de tener el mango de la sartén
hacen lo posible para que la culpa de los males
caiga lejos de ellos

El desenfreno de los compradores compulsivos
Doña Rosa y Doña María que acaparan
dos o tres latas de tomates
o aquellos otros que despilfarraron los sueldos
en préstamos casi imposibles de pagar
para comprar la cocina más moderna
y la tele para ver el mundial y el lavaplatos
y todo lo que la tele ofrece
¡qué no se puede vivir sin tenerlo!

Y mientras tanto los que tienen el poder
deciden quienes habrán de gobernar
para que su poder no mengüe
y fabulan fórmulas y elecciones
y campañas donde se miente y se miente
y se denigra a los otros
para que todos parezcan siempre iguales

Pensar en esto duele
aguantar esto lastima
tolerar estas farsas da dolor de alma
quejarse y solo eso da como un asco

Y así vamos
un día quejándonos
otro aguantando
¿hasta cuándo
hasta cuándo?


No sé qué me duele más, por Luis Videla.

Me duele Francisco “Paco” Urondo
y esa manera suya de hacer poesía,
de encajarme bien profundo un ideal,
mostrándome la injusticia cotidiana.

Me duele extrañar a don Germán, el de “Gatito”,
ese viejo Oesterheld, del “Eternauta”,
que yo esperaba siempre cada jueves
cuando mi viejo regresaba del trabajo.

Echo de menos al señor Rodolfo Walsh,
sus novelas policiales y sus denuncias
contra los impecables, sus chanchullos,
y los fusilamientos en el basural.

Me duele Jorge Mendé, Julito Troxler,
el gordo Busquet, la hermosa Silvia,
el irlandés Murphy Eiriei y su sonrisa,
el papá de la Donda, asesinado por Caín,
sangre de su sangre, su propio hermano.

Me duele no saber adónde está Cristina,
esa prima atrevida de mi novia adolescente
con la que compartimos el juego de la copa,
el té de los sábados, los Beatles y la playa.

Me duele el basural de José Leon Suárez,
la resistencia peronista, el Cordobazo,
la Masacre de Ezeiza y Tucumán.
El Olimpo, la Escuelita y la Calera,
la ESMA y los fantasmas que la habitan.
Hasta siento la muerte del Lobo Vandor,
–y es decir mucho–, los curitas Palotinos,
las monjas francesas y la sueca equivocada.

Me duele la traición del “Ángel Rubio”
en el que creyó Azucena, casi ingenua.
Me duelen los vuelos, los tiros en la nuca,
los cuerpos desmembrados en un potrero
y los gritos espantosos de los atormentados.

Me acuerdo de todo –¡vaya si me acuerdo!–,
quizás por eso me duele más la indiferencia
de todo un pueblo que hace de un mundial,
gesta patriótica y asunto de orgullo nacional
pero se olvida que algún día esta tierra fue
esperanza de pobres, exiliados, fugitivos,
de todos los hombres de buena voluntad,
que llegaron buscando paz, pan y dignidad.

Me duele tanta muerte, me duele la tortura,
me duelen los gritos y las desapariciones;
los hijos que no conocieron a sus padres,
y las abuelas que aún buscan a sus nietos.

Hay días en que no sé qué me duele más:
si la historia trágica de nuestro pasado,
esa forma nuestra de mirar para otro lado,
o la tragedia que nos destina el porvenir.

Un pueblo que no revisa toda su historia corre el riesgo de quedarse anclado en el pasado, sin atreverse a enfrentar el presente e hipotecando el porvenir, que es más o menos así la forma en que lo dijo un pensador, quiérase o no.


Tengo el ceño dolorido, por Berenice Irazar.

TENGO EL CEÑO DOLORIDO,
Y MI BOCA UN TANTO ABIERTA

NO ME QUEDA MAS ESPERANZA,

VEO A LA GENTE
CASI ATONTADA

Sonriéndole a un pájaro,
Que precisamente
no es un gorrión

HUELO, HAMBRE DE COLONIA,
HAMBRE DE SER,
LO QUE NO SOMOS.

HAY UN ABISMO
ENTRE TU Y YO..

Y AMBOS PENSAMOS

¡QUE VERGÜENZA Q EN MI PAIS
EXISTA GENTE COMO VOS!

NOS ODIAMOS
Y NO ME DUELE

SOY EL INDIO,
Y VOS EL DESCUBRIDOR.

SOY LA LAGRIMA QUE CORRETEA
EN MI POMULO,

Y VOS LA BALA
QUE EN EL FUSIL
SE CARGO

ME DOY CUENTA POR MI TEZ
QUE SOS EL QUE DE MI TIERRA
ME QUISO BARRER

SOY EL NEGRO
QUE NO SERVIA…
MAS QUE PARA SERVIRTE A VOS
,
Y EL GAUCHO POBRE
QUE ENTRE LAS LLANURAS
SE CUBRIA
ESCAPANDO DE TU HORRIBLE CIVILIZACIÓN

BOMBEA EN MI CORAZÓN
LA SANGRE DE SALVAJE.

LA MISMA QUE VOS TENES,
PERO TE AVERGUENZA.

SOY EL POBRE TIPO,
QUE MUERTO DE HAMBRE
CRUZO EL CONTINENTE

SOY EL POBRE TIPO
QUE CUIDABA DE PERÓN

Y UN TIPO DESCAMISADO
QUE CANTA CON FERVOR
SIGUIENDO
EL COMPAS
DE LA COPLA DE UN GORRION:

¡ QUE MI CAPITANA,
FUE
Y SERÁ , SIEMPRE,
MI ÚNICA
EVA PERON!

Y AHORA SI,
TENGO EL CUERPO
ENFURECIDO
UNA FAJA QUE TAPA MI VISION

UN DESVELO,
QUE LE TEME A LA TORTURA

COMO ESAS,

LAS QUE INTENTARÁN,
ARRANCARME CON CORDURA
DE LA CARNE LA REVOLUCIÓN

NO ME MATEN POR PENSAR DISTINTO

NO ME ALEJEN DE MI CONDICIÓN

DEVUELVANME CON MI MADREE

Y DEJEN

SOLO DEJEN,
QUE SUS PAÑUELOS VUELEN
COMO GOLONDRINAS EN EL AIRE

ROZANDO,
CASI BESANDO
EL CIELO.

ÚNICO LUGAR,
AL QUE PARA BUSCARME
AÚN NO PUDIERON LLEGAR.

SOY TAMBIÉN
UN JOVEN SOLDADO

MURIENDO POR EL HAMBRE
UNICA ARMA
Q NO PODRE ESQUIVAR

OLVIDADO A LO LEJOS
MUERTO DE TANTO LLORAR

SOY EL VIENTO QUE CUBRE TU ROSTRO
EL UNICO PRESENTE
EN TU TRISTE PASAR.

FUI QUIÉN LLORO
CUANDO TE MARCHASTE

FUI QUIEN PENSÓ
QUE TODO ESTABA PERDIDO

SIN TU DESGANA PRESENCIA
TUS OJOS PERDIDOS

TU AMOR POR LA PATRIA ENTERA
POR LOS NIÑOS, LOS ANCIANOS
POR LOS INDIOS
Y CONDENADOS

POR LOS QUE NACIERON DIFERENTE
POR LOS MAS DESPRECIADOS,

POR LOS MENOS PRIVILEGIADOS

POR TU AMOR
POR LOS Q LUCHASTE
POR LOS QUE ESTAN INCLUSO
EN LA VEREDA DE EN FRENTE

Y POR LOS QUE HOY,
PRECISAMENTE

NO ESTAN PRESENTES

Los poetas seleccionados para Poemas de la Resistencia

Acá están, estos son los poetas cuyos textos seleccionamos para el primer libro de nuestro colectivo que dimos en llamar “Poemas de la Resistencia”. Queremos agradecer a todos los participantes por confiarnos sus poemas, y a quienes no fueron seleccionados o aún no presentaron textos, aprovechamos para decirles que habrá más convocatorias porque esto es solo el comienzo.

Hay una poeta más seleccionada, que es un honor para nosotros que participe, pero queremos que sea sorpresa. ¡Esperen a la presentación para enterarse, che!

IMG_5247.JPG

Ávalos, Matías
Axat, Julián
Campos, Pablo
Cano, Luciana
Carrasco, Andrea
Codagnone, Flor
Coria, Nora
Cuello, Víctor
Deligiannis, Natasha
Dubinsky, Adrián
Ferro, Marilú
Gervasio, Ana
Giles, Sol
Giollo, Carolina
González, Verónica
Gutiérrez, José Manuel
Hurst, Jorge
Inalef, Fabio
Incardona, Juan Diego
Iramain, Demetrio
Jiménez España, Paula
Leguizamón, Juan Anselmo
Llull, Leandro
Magistratti, María Julia
Martinez, Nieves
Masin, Claudia
Máximo, Matías
Mazzocchi, Laura
Minore, Gito
Mircovich, María Solange
Molina, Natalia
Neco Perata, Edgardo
Negri, Marisa
Schlosser, María Eugenia
Schor, Luis Alberto
Soriano, Pecas
Valenzuela Castellano, Alejandro Nahuel
Vilas, Teresa
Yasenza, Conrado

Panfletos Poéticos – Memoria, Verdad y Justicia

Compartimos a continuación la cara y contracara del tríptico con #PoemasDeLaResistencia que podés imprimir y entregar en la plaza donde participes este 24 de marzo.
Los “panfletos poéticos” contienen poemas de cinco poetas detenidos-desaparecidos, que desde sus letras nos hablan de un terrible pasado al que nunca más regresaremos, y también sobre el amor, la esperanza y el compañerismo.
A ellos nuestro homenaje, a los 30 mil argentinos asesinados por la más cruel dictadura cívico-militar.

CLIQUEÁ PARA DESCARGAR:


Panfleto con textos de poetas desaparecidos:
CARA: poetas desaparecidos cara
CONTRACARA: poetas desaparecidos contracara (1)

Panfleto con textos de la convocatoria:
CARA: poetas cara
CONTRACARA: poetas contracara

¿CÓMO VIRALIZARLO? Si lo imprimís, sacate una foto en la marcha con el panfleto y ponele el hashtag #PoemasDeLaResistencia. Después la subimos a nuestra página. También podés enviarla a somospoetasperonistas@gmail.com.

12377559_10208944975485873_3453333973054490735_o