Segunda entrega de “Poemas a Milagro Sala”

Convocamos a escribir poemas que sensibilicen y concienticen sobre la persecución política a Milagro Sala y su injusta detención en Jujuy, ocurrida en enero de este año.

Envianos tu texto a somospoetasperonistas@gmail.com con nombre y apellido o pseudónimo, y localidad. Puede ser seleccionado para publicarse en este portal.

Esta es la segunda entrega, que consta de ocho poemas y autores de distintos puntos del país. ¡Muchas gracias a todos los que participaron!postal_10


MILAGRO SALA, LUZ DE ESTA TIERRA

 
Te quieren lágrima, arrullo de muerte,
de muerte bien muerte,
como en los socavones de Cerro Rico.
Triturando niños, pulmones de niños y pobres hombres,
amasijando el oro del arca de los conquistadores.
Te pretenden sin alas, te quieren sin vida Milagro Sala.
Te quieren dolor, silencio de lengua cortada,
silencio bien silencio
de sepulcro de huesos podridos,
De pila de restos del genocidio indio,
Verte sin agallas,
arrastrándote como serpiente, Milagro Sala.
 
Te quieren sueño de ojos cerrados,
cerrados como cerrojos
de pueblos serviles, de pueblos vencidos
te desean cadenas, barrotes,
esclava de la ignorancia.
Volverte tierra para pisarte y arrancarte el corazón
y en pedazos entregárselo al diablo de los carnavales
 
Pero Milagro es milagro de esta tierra.
Fuerza y coraza del tiempo.
Palabra anhelante.
Grito de la montaña y de la quebrada.
Pies tras otros pies en el éxodo jujeño
y en medio de la noche mas oscura
oscura de muerte, negra noche de espanto y de ataduras
renacerá tu luz Milagro Sala.
Andrea Carrasco (CABA, 1968). Egresada en la Carrera en Ciencias Antropológicas, Facultad de Filosofía y Letras de Universidad de Buenos Aires. Docente e investigadora. Trabaja en el diseño, desarrollo y aplicación de políticas locales artísticas y culturales de inclusión social. Publicó La mirada del pasado (2010. Ed. Instituto Superior Arturo Jauretche).

postal_09.jpgMientras haya esperanza habrá fuego

Libre pastoreaba la llama
bajo radiante sol norteño
inconfundible aroma de la vid
azotada por el zonda.
Sin sobresaltos andaba el rebaño
por las huellas del camino
que adrede dejó su líder
para que no tropiecen
con las piedras plantadas.
Se puede robar a una llama
incluso todos los sentidos
hasta su dignidad
Pero no pueden robarle su pasado
Sus recuerdos y los principios
Mucho menos la voluntad del destino
que aunque no les guste
a la larga para el rebaño
jamás le será esquivo.
Mientras haya esperanza
habra fuego en la plaza
presa ella sin sentido
por el poder sin escrúpulos
Un pueblo sin miedo
le reclama a un gobierno sin rumbo
que liberen
A la querida Milagro Sala.

Franco O. Salazar


A Milagro

Naturaleza vibrante
Tierra de la Pacha
Milagro a puerta y boca cerrada
Orden establecido
Jueces solo miran hacia un vértice

Presente doloroso
Hambre, soledad
Cae la noche, hace frio
te cala los huesos
acá, en tu casa, en la de tu hermano
en el cuarto carcelario

¡Libertad, en tu cabeza!
Que planea, proyecta
mas inclusión…
Tez morena, gesto adusto
Siempre presente : Milagro
Teresa Vilas


La ilusión de la bestia

En su piel mestizada por las caricias de la historia caminan éxodos, lucen apagones. Sombras silenciadas por la imparable verborragia de las pantallas, y por la ingeniería de las finanzas que distribuyen la riqueza sobre qué decir, cómo pensar, a quién condenar (sin ley).
Ni aquí ni allá exhiben su dolor.
Las luchas fueron y son la música que da canción a sus letras, a sus banderas de la dignidad hecha de telas y más telas originarias que han devuelto a su tribu viviendas.
Suspendió la maldición de creer en un blanco puro, recetas de la doctrinas de las razas. Ayudó a que se abrieran miles de casas en el barrio nuevo de los cuerpos habitados de los sin voz
Es de las mujeres que parecen bordadas por la tierra. Supo levantarse del piso y a los ojos de algunos hombres desafió.
Esos canallas de siempre, Esos milicos de siempre, Esos burócratas eternos, disfrazados de siempre.
Pero ella decía “no son para siempre” y la encerraron por negra, por mujer, por copar de leche el hambre de la Infancia hambrienta y hambreada. Infancia de quienes sonrieron durante el tiempo que esa leche los endulzó.
Detenida es presa de la caza de los insaciables.
Nació en los carnavales del diablo. Donde las tradiciones bailan en el viento, donde las redes de la fiesta aprietan la garganta hasta dejarte sin aliento. Aliento ahora callado por querer un mundo no desigualado por la razón de las bestias.
El poder no le perdona haberlos cuestionado, mirarlos a los ojos. Esos ojos, lo suyos, que pese a estar ulcerados por las rayas de acero, no podrán dejar de ser libres.
Libres para concebir la justicia social, para señalar el hurto de la nueva fase colonial
Para afirmar, que no fue ni magia ni fue un milagro. Fue la militancia: libertad a Milagro Sala, quiero decir libertad libertad libertad.

Sueñero


postal_08.jpgTANGO MILAGRO

Tengo una Milagro prendida entre mis alas

Salgo vago
vuelo
lejos de mi casa
llego a un pueblo de cuatros casitas al norte
y soy Gardel
más solo que Gardel
cantando en la plaza de Tilcara

Yo tengo una Milagro prendida a mi lengua lejana

Me gustaría cantar un tango con ella
Sería divertido
no?
le diría:
mirá, yo vivo en Barracas
quiero componer un tango para vos
y ahí va
lo cantamos!

Vuelo
hasta llegar a un hospital de la Tupac
con esta gripe que tengo
con esta bronquitis del diablo
para pedir un turno y ser atendido
por un médico compañero
y no estar haciendo fila
en las mortandades de esta ciudad
en hospitales caídos a pedazos
viendo morir otra vez al Nacho y a la Ine
en medio de tantos vagabundos tristes.

Viejo, quiero cantar con ella
aunque sea un ratito
allá
por esas calles que siempre
terminan en un merendero
en un club
en esos piletones con millones de pibes
sonriendo.

Quiero
con esta Milagro que llevo en la garganta
que nos dejen en paz
que nos liberen

Vuelo
Hasta el atardecer de su voz en una plaza
y las banderas.

Miguel Martinez Naón


La libertad es obligatoria

No podés tapar el sol
con un dedo.
La libertad
se hace carne
sangre
lucha
fuego.
La libertad lleva en sus alas
los nombres
(muchos, miles, todos)
de los que no han dejado
ni dejarán jamás
de velar por ella.
Mientras haya alguien
que no pueda gritar
su verdad al viento
habrá más nombres escritos
pero uno solo
por sobre tantos
será como un sello
de estos tiempos.
Milagro libertad
Milagro pobreza
Milagro y el sueño
de la Patria Grande
Justa, soberana…
Y en libertad.

Sandra Verónica (Caseros, Buenos Aires).


Dicentenario

Hoy
el amo juega al esclavo.

La parafernalia del infierno se hace limbo,
retrocediendo añares incontables,
como en los cuentos del Quijote.

Y mientras, ellos
inflan globos de colores…
Un pibe más muere en la calle
de tristeza,
(porque no puede seguir estudiando
o a la profe de tango le cerraron el centro cultural).

Mientras se regocijan de justicieros,
(por mera paja intelectual)
la gente sale a la calle a manifestarse y se hace escuchar,
aunque no te lo muestren.

Mientras, ella
sigue presa hace meses,
en condiciones inhumanas,
se avala
y los represores desfilan, celebran.

Mientras, él
se burla de nuestras raíces…

Mientras, vos
sí, en serio chabón,
vos…

Mientras vos miras la tele,
yo hago poesía.

Tienen razón:
nosotros,
los artistas,
nos dedicamos al arte
(que es lo real),
y de la política,
se encargan ustedes.

Connie Sagripanti (Tucumán). Es poeta y periodista. Le apasiona tanto el vino, como las historias de amor. Trabaja en periodismo cultural desde el año 2008, colaborando con medios nacionales e internacionales. Sus poemas han sido publicados en diferentes espacios digitales y recientemente en la Antología Minúsculas de Otoño, Editorial Equinoccio (Mendoza 2016). Ha participado en eventos literarios y muestras colectivas de arte con poesía visual, instalaciones y performance. En Mendoza es parte del Grupo Literario Alas y en Tucumán de Reposera en comunicación-gestión cultural. Desde el año pasado, recita sus poemas en Roadhouse Blues concierto poético, junto al músico Sebastián Ogayar.


Explicaciones

Por tu piel también mía de cobre rasgada
que cruza rostros con despiadados inviernos
por ser libre, incluso presa.
Por el racismo que late todavía–miserable—
en los recovecos blancos de esta tierra.
Por tu cárcel fraguada de mentiras
con morales de inmoralidad manifiesta.
Por tu cicatriz de ojos originarios
que repudian sumisión y mansedumbre.
Porque no soportan tus rebeldías
similares e infernales como Güemes.
Porque sos pariente tibia de Azurduy
origen de estos 200 ensayos de Patria.
Porque sos acta de Independencia
redactada en Quechua y Aymará
(para olvido capcioso de los actuales patricios).
Porque la quena con tu voz de advertencia
No sabe de derrotas en las Quebradas puneñas
Porque somos tus conspirativos custodios
dentro y fuera de los barrotes del encierro.
Porque volveremos/ incluso en cielo jujeño/
tiempo abierto de columnas
piedra sobre piedra.
Por esas cercanías del Santo de la Higuera
y tus ojos, piedras limpias y altivas.
Juntos: amarrados de vos/ a tu nombre /
de Milagro.

Jorge Elbaum (Buenos Aires, 1961). Sociólogo, Dr. en Ciencias Económicas, periodista y poeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s