¿Por qué #NosotrasParamos?

Adherimos y llamamos a todxs a sumarse al paro del 8 de marzo por la igualdad de derechos entre los géneros. ¡Basta de discriminación y de explotación en razón del género!

Más derechos para todas.

Hoy más que nunca decimos #NiUnaMenos, porque nos importa la justicia social, porque Evita fue una líder peronista que luchó por los derechos de las mujeres y recogemos su legado.

16195289_588232074701312_1541594896838520168_n

16797564_1439067392824458_259290975245450943_o.jpg

Foto: reunión de peronistas-feministas con CFK. En la mesa, un regalo de Poetas Peronistas que le alcanzó la compañera Flor Codagnone: el libro “Poemas de la resistencia”, editado en 2016.

Anuncios

“La cultura como herramienta de transformación social”

Reproducción de la exposición en la charla “El rol de la literatura en la coyuntura política actual”, que dio inicio al ciclo “La cultura como herramienta de transformación social”. Se aproxima la segunda edición:

C40jbpeWYAEM2wC.jpg

– ¿ Existe un rol social de la literatura y de los escritores?

Dice Hernández Arregui, uno de los más destacados pensadores del peronismo, que los escritores no hacen más que interpretar los estados latentes de las masas, y se refiere a John W. Cooke y a Raúl Scalabrini Ortiz como ejemplos. Entiendo que éste es uno de los roles sociales principales de los escritores, el de expresar su época a través de la literatura, y en el mejor de los casos, esto ocurre en sintonía con los deseos y conquistas del pueblo. El arte es una expresión del espíritu que constantemente se alimenta de hechos sociales, y por supuesto, está íntimamente ligado con la política. No será lo mismo escribir en un país donde los derechos fundamentales estén garantizados, que en otro donde las libertades de expresión sean coartadas o existan presos políticos; o donde reine el neoliberalismo, y sólo puedan escribir los que llegaron a educarse y que por no necesitar trabajar, cuenten con tiempo para eso. Los peronistas sabemos en carne propia el costo de la expresión de nuestras ideas: hemos sido perseguidos en el 55, en cada dictadura, como empieza a verse hoy, apenas a un año de la llegada de este gobierno. Estas persecuciones no silenciaron a Rodolfo Walsh, a Paco Urondo, a Roberto Santoro, a Carlino, como no silencian hoy a los muchos y muchas poetas peronistas dispuestos a contar la historia cumpliendo con su rol de militantes y aristas del campo nacional y popular. Una obra comprometida no necesariamente debe ser bajada de línea. Bien lo demostró con su magistral producción Leonardo Favio. No hay una sola forma de militar, se puede ser más o menos panfletario en los textos, se puede ir a los barrios más vulnerables a dar talleres de literatura, se puede hacer homenajes a figuras que la cultura “autorizada” se empeña en sepultar, pero se debe no resignar el deseo de transformación social que sentimos todos los peronistas.

img_7664 ¿La literatura puede ser en estos momentos un espacio de participación política?

Sí, más que la literatura, creo que los escritores podemos participar políticamente. Cuando se habla de literatura parece que nos refiriéramos a algo estático, pétreo, elevado de lo mundano: no es así, la literatura se construye con los que la hacemos, e incluso una obra de la llamada literatura universal, se reescribe con sus lecturas: pareciera que nada está dicho para siempre. En cuanto a los escritores, es imprescindible armar redes, no sólo para crear obras colectivas, como antologías, revistas, manifiestos, sino también para armar colectivos de artistas, que vayan más allá del campo literario e integren a otras disciplinas como la música, las artes visuales y plásticas, la fotografía, etc., y a personas que quieran ayudar y tengan interés en el arte en general. No entiendo el arte como un espacio estanco, segmentado, divorciado del pueblo y lo que éste goza o padece. Este es el espíritu y la impronta del colectivo que fundé en 2014, y como el peronismo, desde el arte de la palabra, abordamos la realidad para cambiarla. En Poetas Peronistas militamos siendo parte del pueblo, no sólo intelectualizamos la realidad. Entendemos que nuestra participación debe ser activa en la búsqueda de la justicia social, con presencia concreta en el territorio y junto a nuestros compañeros. El artista que quiera participar de estos espacios, debe entender que si bien hay una individualidad, avanzamos colectivamente. Uno de los proyectos en este sentido que tenemos para el año que empieza es dar talleres literarios en villas y barrios. Creemos en la necesidad de potenciar las voces de las bases sociales, aportando un recurso expresivo concreto e inapelable como lo son la poesía y la narrativa. Otro objetivo para el año entrante es la publicación de serie de poemas de escritores de toda latinoamérica sobre la resistencia, en respuesta directa a la coyuntura apremiante que atraviesa la Patria Grande con el recrudecimiento de esta nueva forma de neoliberalismo feroz y acelerado. Sería la segunda antología que publica el colectivo, después de que este año, tras la derrota electoral, publicaramos Poemas de la Resistencia, una antología federal de 40 autores prologada por Hebe de Bonafini. Es parte de nuestra identidad grupal las acciones de reconocimiento, memoria y homenaje hacia distintos militantes, escritores y productores culturales que nos precedieron y hoy nos inspiran, y también nuestra preocupación por temas como la diversidad sexual, las problemáticas de género y el fin de la violencia contra la mujer; de hecho, varias compañeras somos feministas y adherimos a las consignas de Ni una menos, pensando que es una lucha fundamental y transversal que todo peronista tiene que dar, sea del género que sea.

– ¿Cómo es hoy la relación entre la literatura e identidad nacional?

Sin un relevamiento puntual y estricto, pero en base a nuestra preocupada observación, hemos notado como la tendencia histórica de registro y producciones literarias de contenido liberal- capitalista es altamente superior en su exposición al de otros contenidos más justos y escritos desde la percepción del pueblo y los trabajadores.  “La derecha” no desaprovecha oportunidad alguna en dejar de contar “su versión” de la historia.  Hoy está obsesionada con sacar ventaja del dominio de los medios audiovisuales de carácter más efímero y efectista, pero sin por eso dejar de publicar y editar impresiones que desacrediten lo peronista, lo popular, lo que proponga un cambio en las políticas distributivas. Por eso en los periodos de gobierno del peronismo entendemos que deberá reforzarse la política de publicación desde el Estado, fomentando a las editoriales independientes, con una imprenta estatal, como se hace en Cuba y Venezuela, garantizando y democratizando el acceso a estas publicaciones. No es suficiente con concursos, becas, subsidios y programas de mecenazgo; lo que hace falta es una política de Estado comprometida y honesta con la cultura de su pueblo, con el ser nacional.

*Texto: Natasha Deligiannis, escritora.


El martes 13 de diciembre se lanzó el ciclo “La cultura como herramienta de transformación social”, de la Secretaría de Cultura del PJ, en la sede nacional del Partido Justicialista (Matheu 130, CABA). La apertura comenzó con las palabras de Víctor Santa María, Secretario de Cultura del PJ, y del diputado nacional Carlos Kunkel. Los escritores Juan Diego Incardona y Natasha Deligiannis participaron de la charla-debate “El rol de la literatura en la coyuntura política actual”, coordinados por la poeta Patricia González López.