VI Entrega de “Poemas a Milagro Sala”

Más y más poemas nos siguen enviando desde distintas partes del país y del exterior dedicados a la presa política Milagro Sala, quien ya lleva más de un año presa injustamente -lo cual fue advertido por organismos internacionales como las Naciones Unidas-. Agradecemos a quienes participan de la convocatoria poética por la liberación de Milagro e invitamos a quienes quieran sumarse a enviarnos un correo a somospoetasperonistas@gmail.com.

Que los derechos humanos se respeten debería ser el deber principal del Estado, pero cuando eso no sucede, tenemos que garantizarlo entre todos. Liberación inmediata de los presos políticos.

15b.jpg


Negra india

Negra india, sabemos que tu pueblo está armado, se creen con derechos.
Negra india, porque no dejás gobernar a los que sabemos hacerlo.
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, cientos de casas, piletas, escuelas, trabajo….no nos vas a engañar.
Negra india, encontraremos los cadáveres que se necesiten, asesina.
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, nuestra justicia es muy clara, digamos totalmente blanca.
Negra india, ladrona, quién necesita pruebas?
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, parlamentaria, una vergüenza para las tradiciones.
Negra india, todos nosotros te queremos presa, por mucho tiempo.
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, organizando fábricas, eso es un escándalo
Negra india, riendo y danzando con tu pueblo, es una provocación.
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, no ves mi traje, mi corbata, mi brillante armadura.
Negra India, nada aprendiste de Túpac descuartizado.
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, tu ancestral lucha, es una llama que no debe perdurar.
Negra India, si 500 años no alcanzaron, pues serán 500 más.
Bajá la mirada cuando te hablo!!!!

Negra india, ya nos conocemos, soy Morales, Pizarro, Alvarado…
Negra india, tú eres Sala ,Túpac, Atahualpa.
Negra india, baja tu altiva mirada.

Negra india, se que por tus rejas se filtran canciones
Negra india, se que por tus rejas se escurren poemas, miles te cantan e invocan tu nombre
Negra india, quizás por eso altiva me miras.

Carlos Cerdeira
Buenos Aires, Argentina.


DICEN MILAGRITO

Dicen:
La ceniza tapa las casas,
los ladrillos pintados de musgo,
y un milagro se derramaba
por entre el hueco de la chimenea.

Dicen:
Grasas, olores de nosotros llevados
como a matadero, amargos
cuerpos, esperanzas acalladas (no “calladas”).
Ciudades o pueblos contra el cielo.
Grasas. Y el vaho de los somos tantos
pintado de impaciencia.

Y dicen:
Lumbrerita encerrada
sobre la basura de los hospitales,
sobre las escuelas grises,
y el olor de vino entristecido (no “triste”),
sobre la frente de un sudor de miedo
en las habitaciones de la policía,
sobre bustos de cemento con moho
y sobre perros sin dueño.

Y dicen:
Y volaba ahora sobre el pibe que trabaja,
la que pare sin deseo y con rabia, desamparada
noche baja entre los chistidos de las estrellas,
por así decir, indiferentes.

Cerrá todo, aquí y allá, por todos lados,
se arruga la vida en la sordera,
en el fruto vano, en el circo cenagoso, en la frecuentación de monstruos.
Oímos crujir a las bestias puntudas
en sus barrizales y entre el verde
cielo queremos verte y tenerte,
bandera que nos faltaba.

Y dicen (con palmas):
Milagrito que te ensanchás,
que te queremos flor
que viaja del invierno hacia acá,
que vive y que no para.

Griselda Fanese
Neuquén, Argentina.


¡MILAGRO! . . .

Desde el Alto Comedero
su figura se agiganta
y sus pobres que la esperan
tiñen de angustia su drama.
No es secreto para nadie:
está presa por venganza
de un dictador que envidia
su liderazgo y su garra.

El pueblo está sometido
a los odios de un sátrapa,
que gobierna tal si fuera
un feudal patrón de estancia.
Ebrio de poder, ahíto
de impunidad, se solaza,
con siervos de “su” justicia
por tenerla secuestrada.
Se sienten amos de todo
en sus poltronas de pana
y está presa sin más culpas
que ser líder de una raza.
Quijote de aquella clase
indigente, ninguneada,
que sacó de la miseria
con fe, trabajo y ganas.
Que desafió a los poderes
de los que siempre mandaban
que no se lo perdonaron
y se la tienen jurada.

¡Milagro!!! . . . gritan Jujuy,
kollas y la Pachamama,
¡libertad clama ese grito! . . .
que explosiona La Quebrada.
Quién hubiera imaginado
que en la Tacita de Plata,
volvería el despotismo
con su feroz represalia.
Si hasta Francisco, el Papa,
repudia tal canallada
y, como Vicario de Cristo
los conmina a liberarla.

Van casi trescientos días,
acaben con la revancha,
por las buenas lo exigimos . . .
¡Liberen a Milagro Sala!

CATORCE VERSOS PARA MILAGRO . . .

Un soneto hoy le ofrendo a Milagro
que, atravesando el ominoso muro
de su cárcel, y como en un conjuro
desde aquí, a su lucha le consagro.

Rehén del yugo bruto de un onagro
y felón dictadorzuelo oscuro . . .
que es el precio de su amor más puro
a sus tez cobriza y gesto magro.

¡Abran las rejas de Alto Comedero!
la Tupac Amaru grita Jallalla . . .
y se replica por el mundo entero.

El kolla triste su clamor exhala . . .
nunca más presa, no más cancerbero,
¡Libertad ya mismo . . . a Milagro Sala!!!

Delsio Evar Gamboa
Laborde, Córdoba, Argentina.


Un poema para Milagro Sala

Tu voz Milagro viene
desde siglos de olvido
Es la voz de pueblos dormidos
Entre los montes de quebracho,
Entre la sangre de lapachos doloridos.
Entre las cenizas del monte
Aun deambula el alma
Aun viviente, aún incierta,
De tu pueblo Milagro Sala.

Devolviste la palabra a tu pueblo milenario,
Los que perdieron la vida cientos de veces,
Ellos duermen en una tierra sin oraciones.
Hay tanto país enterrado sin sepulcros.

El conquistador vino
por tus montañas mineras,
De La Quiaca, Iruya y Humahuaca,
entraron los picos, las palas
sembrado del sudor y la sangre
De miles de nativos sacrificados
Ante el nuevo Dios europeo.

Ellos vinieron por el plomo, el cinc, la caliza,
por el mármol, el aluminio,
Por el uranio, el talco, el granito
hacía falta oro para los monarcas.

Tu pueblo intento la lucha
Y no pudo defender sus hijos,
Se arrodillaron de tristeza las madres
Y miraron incrédulas la tierra oscura.

Hoy vuelven los gobernadores lacayos,
Vienen otra vez por lo mismo,
Vienen con fuego y la mentira,
Con jueces mercenarios

Yo puedo ofrecerte solo mi vergüenza
Mi espanto, mi furia y mi torpeza
De saberte en la cárcel de los nuevos empleados
Del poder infame de los imperios.

Te estiro mi mano Milagro Sala,
Se juntara con millones
Que vendrán a voltear las rejas
Y devolverte tu voz fuerte y clara.

Martina Soto-Kohler
Suiza.


Milagro-so Jujuy

Raízespina negra,

Magiabruja negra,

Pintó bronca negra.

Sala negra en la noche luminosa para los humildes.

Milagro en el corazón del pueblo: LIBRE.

Pablo Aranda.
Santa Fe, Argentina.


DIGNIDAD EN NAVIDAD
A Milagro Sala

Milagro
sos peruca y consecuente…
peruca de corazón,
no te entienden los porteños
sí te entienden muchos más,
los traidores ya te temen
¿y los gringos que gobiernan?
¡ni decir!

Estos blancos del gobierno
no son negros sino turbios,
llaman negros a los blancos
de sus sucios negociados…

Milagro,
sos peruca y consecuente,
peruca de corazón,
ellos gritan…
“no son tuyos
esos niños”
de la calle del dolor,
si sus padres no los cuidan
¿por qué cuidarlos vos?

(Esa rabia que te mueve
ante tanta injusticia,
no es odio, sí es rabia,
es la rabia del amor)

Dos bandejas te ofrecieron,
Madre Tierra vos tenés,
nada propia, toda ajena,
no te importa, te da igual,
si te ofrecen oro en polvo
o semilla pa´ sembrar,
con papeles o sin ellos
en la Pacha vos confiás.

Esos mismos que te gritan,
no son uno sino medios,
medios ellos, medias ellas
todos medios de mass media.

Milagro:
sos peruca y consecuente
peruca de corazón,
una cosa no olvidaste
siendo colla,
siendo negra,
siendo pobre,
siendo vos,
una cosa que bien llevas
y se llama
DIGNIDAD!

Pablo Devene
Córdoba, Argentina.


MILAGRO

Detenido
herido
mal herido
atrapado
por no venderse
por no pactar
ni con las sombras
ni con los hombres
el milagro espera
el milagro aún late
nada lo doblega
sigue intacto
armado
o desarmado
un poco magullado
pero sereno
tratando de reconciliarse con Dios
en la garganta del mismo Diablo
donde el fruto de ayer se desvanece
y la cruenta guadaña
decapita las pocas flores que aún quedan de pie en el jardín.

El milagro aún late.

 “Jardín De Prosas”.


Milagro Sala

He tenido una visión de futuro
Aunque también es memoria
En ella fue clara la mano del verdugo
Y su intento de perfumar la Historia

He tenido una visión de futuro
Y vi tu cara en las banderas
De aquellas agrupaciones que luchan
Contra la opresión y dan pelea

He tenido una visión de futuro…

He visto tu cara en sus banderas
Como llevas con orgullo
A Túpac Amaru como emblema

 Félix Sánchez Durán
Buenos Aires, Argentina.


Milagro

Bajo que sombra estarás ahora
Milagro
no la de un árbol amigo
no la refrescante y protectora.
Es esa sombra que oscurece el alma
la que te vuelve fuerte
o te vulnera.
Una lágrima corre tras de mí
al verte exhibida como trofeo de guerra
por el pecado de ser mujer
por el pecado de la militancia
por el pecado de ser Tupac.
Nadie sabrá,
que laberintos recorres hoy
mientras en la calle se produce el milagro,
mientras tu pueblo se vuelve masa,
mientras las voces se vuelven grito
mientras tu voz se vuelve canto en la calle.
Y Milagro no para de parir milagros
porque el tiempo no para
y los sembradores del miedo,
comienzan a ser portadores del miedo.
Y la vida no se resigna
la de largos años, la de años cortos
la de sandalias, la de zapatillas
la que te abraza, la que te espera.
Y las rejas no alcanzan
para encerrar el sol
para contener la justicia
para dormir el espíritu.
Bajo que sombra estarás ahora
Milagro
seguramente bajo la sombra de tu bandera.

María Eugenia Sarli


SIN PAN PARA MILAGRO
ella vive atropellando sueños
lleva orgullosas gotas
de la sangre del inca
en los hilos de cobre de sus venas.
mimetiza enla tierra su piel
la furia de los siglos
marginados de pie en los rincones del dolor
expulsados silencios
en la agonía del alcohol en su letargo.
Levantar la cabeza fue su crimen
el amo no perdona
cárcel para que calle ordenan
doblegarla en barrotes
que se olviden su nombre.
No hay Milagro que acepten
los dueños de la tierra
que les niegan el pan
a los que sufren.

Susana de Iraola
La Plata, Argentina.

Anuncios

Un comentario sobre “VI Entrega de “Poemas a Milagro Sala”

  1. Muchas gracias compañeros por publicar mis poemas que como un alegato libertario y en alas de mi más fraterna solidaridad, le hago llegar a la querida compañera Milagro Sala.
    Un fuerte abrazo para todos.
    DelsioEvarGamboa
    Laborde. Cba. Arg.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s